lunes, 22 de enero de 2018

Con mesa agroclimática, productores podrán mitigar efectos del fenómeno de La Niña

Continuar aplicando medidas preventivas en los diferentes proyectos agrícolas y pecuarios para mermar posibles efectos negativos por cuenta de la llegada del fenómeno de La Niña, recomienda la mesa agroclimática compuesta por gremios del sector agropecuario, el Ideam y liderada por el Ministerio de Agricultura.

Al respecto, el titular de la cartera agropecuaria, Juan Guillermo Zuluaga, resaltó que gracias este mecanismo se monitorea constantemente el comportamiento climático para realizar recomendaciones claves a agricultores y ganaderos en la toma sus decisiones, las cuales se ponen a disposición de todos los productores en un boletín periódico por producto y por región.

A propósito, en el boletín de enero recomienda a los agricultores  no debilitar las medidas físicas preventivas para mitigar los efectos del clima, teniendo en cuenta especialmente que para el trimestre enero-febrero-marzo, los modelos apuntan hacia una condición de fenómeno de La Niña débil, que se reflejará en la ocurrencia de lluvias por encima de lo normal.

lunes, 15 de enero de 2018

Desarrollo territorial

John Mellor, profesor de Cornell, sostiene que un impulso significativo de la producción de los campesinos y otros pequeños productores comerciales rurales incrementa la demanda de bienes y servicios no transables a nivel local (educación, servicios de salud y atención médica, servicios personales, vivienda, servicios públicos, recreación, transporte, comunicaciones, recreación) y del comercio, lo que aumenta el ingreso de los trabajadores rurales no agropecuarios e induce un incremento del empleo y del ingreso de la región más o menos bien distribuido entre la población local.

Esta es una afortunada coincidencia que permite inscribir políticas de fomento de la productividad y de la producción de los pequeños productores rurales como políticas de desarrollo de los territorios en donde predomina ese tipo de agricultura y como políticas con impacto distributivo positivo nacionales y una disminución significativa de la pobreza rural (Agricultural Development and Economic Transformation: Promoting Growth with Poverty Reduction, Palgrave Mc Millan, Londres, 2017).

Para que esto se haga en Colombia, hace falta un firme compromiso de Gobierno al más alto nivel, en administraciones consecutivas, con la planeación y ejecución de políticas de fomento a la producción del pequeño productor rural. Es esencial fortalecer las instituciones a cargo de este programa. Se debe comenzar por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, que necesita un cambio extremo, buenos ministros y elevar el nivel técnico de su personal. Es un ministerio más politiquero que técnico. Debería ser técnico y desterrar al clientelismo.  

Se debe poner en marcha a muy corto plazo un programa de acceso a la tierra, a los demás factores de producción y a sistemas de comercialización, reforma agraria, repartir tierra incautada por extinción de dominio, fomentar la creación de bancos municipales de tierra, actualizar el catastro rural para aumentar el recaudo del impuesto predial y formalizar la propiedad. Aumentar este impuesto dinamizará el mercado de tierras y su arrendamiento.

Para asegurar que los productores tienen acceso a la tecnología y asistencia técnica hay que organizar un sistema nacional de extensión en colaboración con el ICA, CORPOICA, la Universidad Nacional, las universidades departamentales y municipales, y posiblemente con la asesoría de una universidad extranjera. Es preciso involucrar a las comunidades y a los gobiernos regionales y sobre todo aislar al programa del clientelismo. Además, se necesita reformar el programa de crédito agropecuario, posiblemente restructurar el Banco Agrario, dotar a CORPOICA de más recursos (el director de este instituto estima que necesita el doble de lo que tiene disponible), y promover la investigación biológica en las universidades. También es crítico invertir más en caminos, vías terciarias, logística y otras formas de acceso de la producción al mercado. Es una oportunidad que no se debe dejar pasar. Se avanza en el cumplimiento del acuerdo de paz, se crea trabajo y baja la pobreza en las regiones.  

Fuente: http://bit.ly/2FCO2q1

sábado, 13 de enero de 2018

Pese a la aftosa Colombia exportó 16 mil toneladas de carne en 2017

El Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), certificó la exportación de 16 mil toneladas de carne bovina colombiana con destino a diferentes países en el mundo, durante el 2017.

Estas son 7 mil toneladas más de carne, en comparación con el año 2016. Esto pese al brote de fiebre aftosa que azotó al país a mediados del año pasado.

Según Luis Humberto Martínez Lacouture, gerente general del ICA, "en el año 2016 se exportaron 9.703 toneladas de carne bovina y en el año 2017 cerramos con una exportación de 16.067 toneladas".

El directivo dijo que " pesar de la desafortunada presencia del virus de fiebre aftosa en el país en el año 2017, el ICA logró en menos de seis meses, que la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) restableciera el estatus sanitario a Colombia".

Países

Entre los países a los que más se exportó carne bovina en el año 2017 están Rusia, Jordania y Líbano, con un acumulado de 12 mil toneladas, lo que representa un 76 % de las exportaciones en 2017.

Según la entidad, la exportación a la China, correspondió a un exportador privado que a riesgo asumió la compra del producto. Con este país no existen protocolos sanitarios acordados actualmente.

A la fecha, Colombia exporta carne bovina a países como Rusia, Curazao, Angola, Kazajastán, Bielorusia, Armenia, Kirguistán, Jordania, Líbano, Libia, Emiratos Árabes, Egipto, Georgia, entre otros, desde los 29 departamentos del país habilitados gracias a la restitución del estatus sanitario para Fiebre Aftosa por la OIE.

El Instituto Colombiano Agropecuario viene trabajando para en el 2018, lograr la apertura de nuevos mercados con los productos de carne bovina colombiana, en especial a países como el de China, Guatemala y Panamá

Fuente:http://www.rcnradio.com/economia/pese-la-aftosa-colombia-exporto-16-mil-toneladas-carne-2017/

Gobierno Nacional puso en marcha el Sistema Nacional de Innovación Agropecuaria

Con la sanción de la Ley que ordena la puesta en marcha del Sistema Nacional de Innovación Agropecuaria, por parte del presidente de la República, Juan Manuel Santos, se logrará que las acciones de investigación , desarrollo tecnológico, transferencia de tecnología, formación y capacitación ayuden a mejorar la productividad, competitividad y sostenibilidad del sector agropecuario.

El Snia crea nuevas funciones y mecanismos de articulación entre entidades y organismos de coordinación nacional y territorial, y estará compuesto por subsistemas, planes estratégicos, instrumentos de planificación, plataformas de gestión, procedimientos para su implementación, así como mecanismos para su financiación, seguimiento y evaluación.

El Consejo Superior del Snia, estará conformado el director del Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación (Colciencias), el director del Departamento Nacional de Planeación (DNP); el ministro de Educación, Comercio, Ambiente y Agricultura, y el director de la Corporación Colombiana de Investigación Agropecuaria (Corpoica).

Así mismo participará el gerente del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), el presidente de la Agencia Nacional de Desarrollo Rural (ADR) y el presidente del Consejo Nacional de Secretarios de Agricultura  (Consa).

Fuente: https://goo.gl/4hY7vq

Santos ordenó puesta en marcha del Sistema Nacional de Innovación Agropecuaria

El presidente de la República, Juan Manuel Santos, sancionó la ley que ordena la puesta en marcha del Sistema Nacional de Innovación Agropecuaria, Snia.

El objetivo es lograr que las acciones de investigación, desarrollo tecnológico, transferencia de tecnología, gestión del conocimiento, formación, capacitación y extensión de soporte, enriquezcan los procesos de innovación requeridos para mejorar la productividad, competitividad y sostenibilidad del sector agropecuario.

El Snia está compuesto por subsistemas, planes estratégicos, instrumentos de planificación, plataformas de gestión, procedimientos para su implementación, así como mecanismos para su financiación, seguimiento y evaluación. A través de esta estructura se crean nuevas funciones y mecanismos de articulación entre entidades y organismos de coordinación nacional y territorial.

Lecciones de humildad

Viajar es una inmejorable oportunidad de cuestionar nuestras certezas. Es un momento para contrastar lo que vivimos con las realidades de otros pueblos con los que podemos sentirnos muy distantes. Mientras más fuerte es ese choque, más interesante resulta la experiencia.

Siempre me interesó el sureste de Asia, lo que en tiempo colonial se denominaba Indochina, por encontrarse a mitad de camino entre esas dos inmensas naciones. Se cumplió mi sueño de poder visitar ese conjunto de naciones (Myanmar, Laos, Tailandia, Camboya, Singapur, Vietnam e Indonesia) que están en las antípodas de Colombia y con las cuales tenemos muy pocos puntos comunes. A pesar de estar situadas en una latitud ecuatorial similar a la de Colombia, tener como base alimenticia el arroz y niveles de desarrollo no muy diferentes al nuestro, casi nada más es común. Son sociedades de fuerte influencia del hinduismo y el budismo, sus idiomas y alfabetos no tienen nada similar, no utilizan el mismo calendario y tienen una estructura social diferente a la nuestra.

De nuevo, se puede desmontar el mito, muy colombiano, de que hay inseguridad porque hay pobreza. En estas naciones, como en otras de África, hay mucha pobreza, pero son seguras. No hay robos, ni atracos, ni secuestros. La gente puede pasear por las calles sin temor, retirar dinero de los bancos y vivir sin mayores angustias diferentes a la necesidad de salir adelante en la vida. Qué alegría produce poder sentir esa tranquilidad que la izquierda nos ha hecho creer que es imposible en nuestros países por la pobreza circundante.

Se puede también cuestionar la idea de que Colombia es un país con vocación agrícola. La dotación de recursos de estas naciones es mucho más pobre que la nuestra, con tierras ácidas, torrenciales periodos de lluvia y sequías. Pero no desperdician un centímetro de tierra sin cultivar. Con grandes limitaciones, sin maquinaria ni tecnologías, utilizan su potencial agrícola de forma admirable. Superan las mayores dificultades con ingenio, conocimiento tradicional y trabajo. Cuando se observa el estado de postración de nuestro sector agropecuario y la bajísima productividad del campo, la experiencia del sureste asiático resulta admirable. 

Pero, sin duda, lo que más sorprende de estos países es su capacidad de concentrar los esfuerzos en prioridades. Ninguna de ellas es una democracia como la entendemos en el concepto occidental. Hay restricciones de libertades fundamentales y un sistema político con limitaciones. Impresiona la poca importancia que la sociedad parece darle a estas restricciones. Están más preocupados por trabajar y salir adelante que por el debate sobre las libertades y derechos humanos. Entienden que la política no es lo importante, sino la fuerza del tejido social. Sus organizaciones familiares y comunitarias son mucho más significativas que los vínculos políticos, aun en naciones como Vietnam o Camboya, que tienen terribles pasados comunistas. El modelo chino, que combina una estructura política comunista y mercados libres, produce una gran dinámica comercial en medio e un control social estricto.

Con su impresionante diversidad, la densidad poblacional que los caracteriza, sus dificultades y limitaciones, estos países parecen estar mejor encarrilados para salir del subdesarrollo que nosotros. Tienen la coherencia, consistencia y focalización que tanto nos hace falta a los colombianos. Es una importante lección de humildad.

Fuente:https://goo.gl/jg3g98

Delicious Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Top WordPress Themes
¡Recomienda este blog!